Símbolos de la JMJ

> Jornada Mundial de la Juventud > Símbolos de la JMJ

La Jornada Mundial de la Juventud tiene dos símbolos que la acompañan y representan: la Cruz Peregrina y el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani.

En los meses previos a cada JMJ, los símbolos peregrinan para anunciar el Evangelio y acompañar a los jóvenes, de manera especial, en las realidades que viven.

El 22 de noviembre de 2020, en la Misa de la Solemnidad de Cristo Rey, que fue presidida por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro, en Roma, una delegación de jóvenes de Portugal recibió a los jóvenes de Panamá -ciudad que acogió la última JMJ – , los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los símbolos de la JMJ, la Cruz Peregrina y el icono de Nuestra Señora, peregrinan por las diócesis portuguesas, después de haber pasado por algunos países africanos con el portugués como lengua oficial.

Cruz peregrina

Con 3,8 metros de altura, la Cruz Peregrina, construida para el Año Santo de 1983, fue confiada por Juan Pablo II a los jóvenes el Domingo de Ramos del año siguiente, para que la llevaran por todo el mundo. Desde entonces, la Cruz Peregrina, realizada en madera, inició una peregrinación que la ha llevado a los cinco continentes ya casi 90 países. Se ha visto como un verdadero signo de fe.

Se transportaba a pie, en barco e incluso por medios poco habituales como trineos, grúas o tractores. Pasó por la selva, visitó iglesias, centros de detención juvenil, cárceles, escuelas, universidades, hospitales, monumentos y centros comerciales.

En el camino, enfrentó muchos obstáculos: desde ataques aéreos hasta dificultades de transporte, pasando por la imposibilidad de viajar porque no cabía en ninguno de los aviones disponibles.
Esta Cruz se ha establecido como signo de esperanza en lugares especialmente sensibles. En 1985 estaba en Praga, en la actual República Checa, en un momento en que Europa estaba dividida por el Telón de Acero, y allí era signo de comunión con el Papa.

Poco después del 11 de septiembre de 2001 viajó a la Zona Cero, en Nueva York, donde ocurrieron los ataques terroristas que mataron a casi tres mil personas. También pasó por Ruanda en 2006, después de que el país fuera devastado por la guerra civil.

ICONO DE NUESTRA SEÑORA

Salus Populi Romani

Desde 2003, la cruz peregrina está acompañada por el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani, que representa a la Virgen María con el Niño en brazos. Este icono también fue introducido por el Papa Juan Pablo II como símbolo de la presencia de María entre los jóvenes. Con 1,20 metros de alto y 80 centímetros de ancho, el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani está asociado con una de las devociones marianas más populares en Italia. Existe una antigua tradición de llevarlo en procesión por las calles de Roma, para alejar peligros y desgracias o para acabar con la pestilencia. El icono original se encuentra en la Basílica de Santa Maria La Mayor, en Roma, y es visitado por el Papa Francisco quien reza allí y deja un ramo de flores, antes y después de cada viaje apostólico.

ITINERÁRIO DE LA PEREGRINACIÓN

de los símbolos de la JMJ
noviembre 2021
Diócesis de Algarve
diciembre 2021
Diócesis de Beja
enero 2022
Diócesis de Évora
febrero 2022
Diócesis de Portalegre-Castelo Branco
marzo de 2022
Diócesis de Guarda
abril 2022
Diócesis de Viseu
mayo 2022
Diócesis de Funchal
junio 2022
Diócesis de Angra
julio 2022
Diócesis de Lamego
agosto 2022
Diócesis de Braganza-Miranda
septiembre 2022
Diócesis de Vila Real
octubre 2022
Diócesis de Oporto
noviembre 2022
Diócesis de Setúbal
diciembre 2022
Diócesis de Fuerzas Armadas y Seguridad
enero 2023
Diócesis de Viana do Castelo
febrero 2023
Diócesis de Braga
marzo 2023
Diócesis de Aveiro
abril 2023
Diócesis de Coimbra
mayo 2023
Diócesis de Leiria-Fátima
junio 2023
Diócesis de Santarém
julio 2023
Diócesis de Lisboa