Movimiento Juvenil Salesiano

> Movimiento Juvenil Salesiano

El Movimiento Juvenil Salesiano es un movimiento de comunión de diferentes grupos y asociaciones juveniles integrados en la Pastoral Juvenil Salesiana, unidos por la propuesta educativa y evangelizadora inspirada en el espíritu y estilo de S. João Bosco y S. Maria Domenica Mazzarello.

El Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) nació oficialmente en 1988, centenario de la muerte de San Juan Bosco. Sus orígenes se encuentran en el Movimento dei Oratori Giovanile Salesiano (MOGS), cuando en Italia, en la década de 1970, los jóvenes de los oratorios salesianos promovieron los primeros encuentros para compartir la experiencia de vivir el carisma salesiano. Como la participación en estos encuentros comienza a incluir no solo a jóvenes de los oratorios sino también de los diversos ambientes de los salesianos, el nombre se cambia a MJS (Movimiento Juvenil Salesiano, o MJS). En las décadas siguientes el movimiento creció y se hizo presente en las diversas obras salesianas repartidas por el mundo.

El MJS, como movimiento educativo ofrecido a todos los jóvenes para convertirlos en sujetos y protagonistas de su crecimiento humano y cristiano, con impulso misionero, capacidad de participación activa en el entorno y de inserción y apoyo a la Iglesia local, propone una espiritualidad basado en cinco núcleos:

  • Espiritualidad cotidiana, un lugar donde los jóvenes reconocen la presencia de Dios y experimentan su propia realización personal.
  • Espiritualidad de alegría y optimismo en la vida cotidiana, sin renunciar al compromiso y la responsabilidad.
  • Espiritualidad de la amistad con el Señor Jesús, de la que nacen los motivos de esperanza en la vida.
  • Espiritualidad de comunión eclesial, ámbito natural de crecimiento en la fe, a través de los sacramentos y la devoción mariana.
  • Espiritualidad de servicio responsable, a través de la colaboración activa con los más desfavorecido.

PARTICIPACIÓN DEL MJS EN JMJ

La presencia de jóvenes con carisma salesiano en el mayor evento de la juventud y de la Iglesia a nivel mundial demuestra que los jóvenes de Don Bosco hacen oír su voz, participan activamente en la sociedad y se comprometen con los compromisos eclesiales.

La presencia organizada del MJS en la JMJ ha ganado tradición en las últimas ediciones de este hito de la Iglesia, por un lado, a través de la promoción de la participación organizada como movimiento; por otra parte, con la acogida de estos grupos en casas salesianas en las que se vive un clima verdaderamente familiar; y también, con la organización del Foro MJS y la Fiesta MJS, como espacios de diálogo y reflexión, el primero, y de entretenimiento y celebración, el segundo.

Es también una oportunidad para dar visibilidad a la dimensión mundial del Movimiento Juvenil Salesiano.